MES DE LA TIERRA

Una oportunidad para reflexionar sobre nuestras responsabilidades y tomar medidas que nos permitan accionar en el cuidado y defensa de nuestra tierra.

La primera vez que se planteó la problematica ambiental y la necesidad de preservar los recursos naturales para generaciones futuras, fue en la conferencia de la Naciones Unidas en Estocolmo - Suecia, en junio de 1972. El resultado de ésta cumbre fue la "Declaración de Estocolmo", un conjunto de 106 recomendaciones  y 24 principios en pro del derecho sustentable, la protección y la conservación del medio ambiente. Esta declaración es tomada como ‘carta base’ en derecho ambiental, establece por primera vez que existe "una sola tierra".

Mas tarde, esta declaratoria es retomada en la "Declaración de Rio de 1992" , popularmente conocida como "Cumbre de Río o de la Tierra" . Con una asistencia mucho más basta, esta nueva conferencia planteó un programa de acción para el siglo XXI que marcó un énfasis en "fomentar la armonía con la naturaleza y la Madre Tierra para alcanzar el equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y medioambientales de las generaciones presentes y futuras".

Cada año tener un día de la tierra nos permite pensar y generar conciencia de las necesidades de cuidado y defensa del accionar humano negativo o no productivo para beneficio de nuestras propias generaciones y las futuras.

Compartir